Torre de Papel, traductores, libros, editorial, años de experiancia, servicio de calidad


 

a


¿Quiénes son los payamédicos? ¿Qué hacen?


¿Quiénes son los payamédicos? ¿Qué hacen? Son un grupo de payasos, estudiantes de teatro, de medicina, residentes, médicos que trabajan en el Hospital de Clínicas, en el Hospital Udaondo. La Lic. Andrea Romero y el Dr. José Pellucci son sus creadores. Por su parte José también creó Hospiteatro. Muchos de los pacientes encuentran que el teatro y el arte en general (como se comprueba en el Centro cultural del Hospital Durand) son el cable a tierra, que estas formas de expresión son un complemento valiosísimo de la medicación y los tratamientos convencionales; que un niño que tiene que pasar por una cirugía logra soportar mejor ese trance a través de juegos previos, los estetosflorios y las jeringaracas, mitad jeringas mitad maracas.
Ellos practican la medicina del médico que reconforta al paciente desde la cabecera, no desde atrás de un escritorio. Ellos, como Patch Adams, defienden el compromiso con la vida, la caricia, la sonrisa, la risa, la consulta sin presión de tiempos, la alegría, aún en el ámbito de la terapia intensiva.

Patch Adams estuvo en Buenos Aires con sus clown doctors, y tuve la inmensa alegría de ser la intérprete (o como me dijo Patch "You´re my voice in Argentina", a lo cual no puedo más que sentir una gran satisfacción personal.) Y como intérprete los acompañé desde que pusieron un pie en Ezeiza el lunes 11 de agosto. Compartimos tres días tan agotadores como enriquecedores. Por eso, cuando se confirmó la visita de Patch, me sumé al sueño. Y fui una más de ellos, además de la intérprete
(Debo aclarar que conocí a Payamédicos por algo personal: la neurocirugía de mi hijo Santiago que se realizó en un centro privado donde no se practican estas terapéuticas, desafortunadamente).

Fue increíble estar con ellos y los médicos locales en la Terapia Intensiva del Hosp. Udaondo donde Olga, una paciente operada hacía un par de horas de un cáncer de estómago lo recibió con una sonrisa, y a pesar de los tubos, vías etc, etc, le cantó una zamba, y luego un vals que John (uno de los clown doctors) acompañó con el violín mientras Patch y la intérprete bailaban alrededor de la cama, y el jefe y las enfermeras de la terapia tarareaban la melodía.
Patch nos enseñó también que es imperioso redefinir la relación médico-paciente, humanizar la medicina.

En el Hospital de Clínicas la entrada fue igual que en los demás hospitales que visitamos. Además de la prensa, todo el personal salió a recibirlo con sus narices rojas, banderas y carteles de bienvenida.

Visitamos las terapias de pediatría, neonatología, y la de prematuros, y esta servidora, por supuesto, de su mano a todos lados: en esa angustia de tener a un hijo en un respirador, en la tragedia de una madre cuyo hijo prematuro había fallecido hacía 5 minutos Patch y sus colaboradores acompañaron, rezaron ("This is not a time for clowning", dijo Patch). El médico local admitió saber mucho del riñón y de los pulmones pero no haber sido capacitado para enfrentar la muerte, aceptarse como vulnerable, hablar con esa madre no sentado detrás de su escritorio sino a su lado, tomándola de la mano como lo hizo Patch. Agradeció a Patch con todo el corazón lo que acababa de enseñarle.

En la terapia de pediatría, Patch no se cansó de jugar con una chiquita, que con una laringoplastia reciente y una traqueotomía a cuestas, insistía con su globo rojo y su sonrisa ante las lágrimas de su médica.
Patch destacó el amor de las madres, que son las verdaderamente fuertes ("los hombres somos fuertes en el gimnasio cuando levantamos pesas", dijo), las que no se separan ni un minuto de su hijos. Destacó la creatividad e imaginación de los profesionales que inventan los elementos que no se les proporcionan.

En todo momento Andrea Romero, José Pellucci, Cristina Jorrat y los payamédicos (Amandina, Lic. en Alegría, Valentina Vitamina, Fede) me cuidaron para que todo esto no me partiera en dos. (Una cosa es ser una profesional de la traducción médica; otra cosa es estar al lado de Patch en la terapia).
Debo confesar además de trabajar con médicos, y dedicarme a la traducción médica, descubrí hace tiempo que el hospital es un lugar que me atrae, un lugar donde se puede dar mucho. Además, el clima que este hombre crea sirve para que nos demos cuenta de que eso es la vida, de eso se trata; y encontré la belleza aún en medio del dolor.

El miércoles dio una charla frente a la Facultad de medicina en una carpa, donde se reunieron alrededor de 1300 personas: médicos jóvenes en su mayoría, y estudiantes quienes lo aplaudieron de pie. Patch tenía los ojos llenos de lágrimas.
Vimos un video que Patch y sus clowns filmaron en Kabul el año pasado: niños quemados por explosiones, y la presencia de los clowns con el violín o el burbujero o el xilofón para reconfortar y acompañar.
(Es curioso saber que los payasos ya estaban en los hospitales desde los tiempos del propio Hipócrates).
En los momentos más emotivos de esa conferencia su hermano Wild Man sentado a mi lado me tomaba de la mano para darme fuerzas. Y yo tomaba agua para poder seguir con mi interpretación.
Al finalizar los aplausos, Patch tuvo un gesto maravilloso: pidió un aplauso para mí, y me abrazó junto con todos los payamédicos.

Kabul. Horror. Terapia intensiva. Sala de espera. Angustia. Preocupación. Dolor. Pero como dijo una paciente: "La pena compartida es media pena"

Espero que estas palabras sirvan para que tengas una idea de lo que viví, aunque lo dudo, porque nunca serán suficientes.
Seguro que tenés los ojos llenos de lágrimas. Dejalas salir.
Yo también ese miércoles cuando terminó todo, lloré un buen rato.

Claudia Tarazona

 

Ir arriba

 
 
  Torre de Papel, traductores, libros, editorial, años de experiancia, servicio de calidad


| Novedades |Quiénes somos | Boletines | Catálogo | Librería | Cursos y Seminarios | Eventos |
| Artículos | Invitación a presentar proyectos | Rincón de visitas | Sitios de interés |
| Contáctenos | Pon a Torre de Papel en tu sitio | Cotizaciones | Capacitación |

Sitio optimizado por http://www.paginadigital.com.ar